La historia de la creación de una App, o dos


Hace unos días tuve una reunión en la que hablamos de creación de Apps. La verdad es que una vez que empiezas a trabajar el concepto aparece nuevas ideas continuamente. Ideas que hay que analizar, diseñar, realizar, probar y, sobre todo, validar. Esa es la clave. Tras seguir avanzando en un proyecto para smartphones relacionado con las emergencias surgen nuevas ideas en la creación de Apps. Curiosamente un par de días más tarde leo en GigaOM que dos tercios de las aplicaciones no han sido descargadas NUNCA. Ni por sus propios creadores. O que hay 1.899 aplicaciones para utilizar el móvil como linterna. Realmente la diferencia está en los detalles. El grupo de MolanMil nos reunimos hace unos días para hablar de un proyecto diferente y estuvimos dándole vueltas a un proyecto de App. Tras hacer una rápida investigación descubrimos que había un decena de aplicaciones que hacía algo parecido, pero no lo mismo. ¿Merecería la pena trabajar para conseguir crear una aplicación parecida a lo que existe en el mercado? Desde mi punto de vista sí. En la sociedad del conocimiento lo realmente importante está en el detalle. No es tanto lo que ves, es lo que percibes. Y en ese valor percibido está la diferencia. En saber utilizar lo que no es tendencia a tu favor, en el elemento diferenciador. Canarias es una tierra rica en oportunidades, una de ellas es que podemos ser glocales . Aún no hemos decidido que vamos a hacer al respecto. Si lo hacemos, lo comunicaremos porque creemos que les va a gustar. Si no, será otra idea en el cajón de la que hemos aprendido y que nos reportará un mayor know-how.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *