El #Manifiesto se entrampa

Hoy la posición del #manifiesto ha dado un paso en falso. Realizó una reunión con el partido que apoya al Gobierno, el PSOE, sin notificarlo de forma pública como es habitual en las redes sociales. Elpais.com, firma de Ramón Muñoz, no tardó mucho en publicar una nota al respecto que no dejaba en buen lugar a los participantes.

Esta vez sin twitter, sin anuncios y casi en la clandestinidad. El grupo de blogueros y profesionales de Internet que eligió la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, como representantes del mundo internauta se reunió hoy con la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín…

También deja una perla al final

A diferencia de lo que ocurrió en la reunión que mantuvieron el pasado 3 de de diciembre con la ministra de Cultura, en la que los participantes retransmitieron en directo vía twitter la reunión, esta vez los participantes han sellado un pacto de silencio y no han informado de la reunión en sus respectivos blogs.

No es poca broma, porque aún no han publicado nada en sus blogs. Si lo ha hecho Julio Alonso en Merodeando, no estaba en la reunión, que pertenece al grupo de personas más activas a favor del #manifiesto y que participó de la primera que consiguió minutos en los telediarios en una noticia que la mayoría de la gente no entendería (en mi opinión). En su post, indica

Alguien se ha dado mucha prisa en contarle toda la reunión a Ramón Muñoz de El País para que la pudiera publicar. Esto, antes incluso de que todos los que estamos en ese grupo nos hubiéramos enterado de qué había pasado en la reunión.

Por lo que la falta de comunicación (o transparencia, como lo quieran llamar) les ha supuesto un problema de coordinación, y de credibilidad al reconocerlo.Sin embargo, si que publicaron otras reuniones:

#manifiesto CiU se compromete a no apoyar el cierre administrativo de webs
Hay un texto de Enrique Dans que también cita en la reunión a Coalición Canaria.

También hay que decir que no es una asociación legalmente constituida, y no se consideran representantes de nadie, salvo de sí mismos. Lo han repetido varias veces, y en esta ocasión, también.

Creo que es importante recalcar que el grupo en cuestión, y yo personalmente, no nos consideramos representantes de internet, porque está claro que no lo somos. Nadie nos ha elegido para ello y no tenemos mayor interés en arrogarnos dicha representación.

Es cierto, pero aún así son los que salieron en la foto, el periodista indica (la ministra no lo ha dicho públicamente que recuerde) que son los elegidos como “representantes del mundo internauta”. ¿Quién miente? Si se les convoca con ese título, ¿por qué no declinaron la oferta?
En gran medida si que representaron la comunidad internauta y el espíritu que sigue el manifiesto, que miles de personas secundaron en Facebook. En todo caso, el momento tan “singular” que provocó esa primera reunión se debió a varios motivos, uno de ellos, el desconocimiento de como tratar con decenas de miles de personas contrarias a la conocida como “ley Sinde”. Coincido con varios “tuits” enviados esta noche por Ricardo Galli , quizás sea por la sensibilidad que produce el vivir en islas y lejos de la capital del reino,

“defender los derechos de todos” populismo, el mínimo por favor ¿user el “todos” después de una reunión que nadie conocía?

“Tampoco veo la justificación del secretismo. Aún en el supuesto que tengáis razón las formas niegan lo que promulgas/nos…”
Cuando sepa qué dice, quién lo conocía y porqué no se publicó antes el documento entregado podré tener una opinión informada

El #manifiesto (casi 230.000 miembros del grupo en Facebook en estos momentos) es la suma de muchos intereses, pero sobre todo tuvo en su puesta en escena una presentación pública, llena de comentarios en el mismo momento y con un documento que todos podían consultar. En esta ocasión, algunos se aprovecharán de este secretismo con algún fin. ¿No habíamos quedado en que se trataba de educar y no de ocultar o imponer? Algunas reuniones pueden necesitar discrección para que se llegue a un resultado positivo. ¿Era realmente necesario en esta ocasión? Estoy convencido de que imperará el sentido común que últimamente parece escasear en los gobiernos en relación a Internet, sin embargo,  hoy no ha tenido su mejor día.

Deja un comentario