El triunvirato Google se mueve, 2011 es decisivo

Eric E. Schmidt, Chairman and CEO of Google In...
Image via Wikipedia

Acaba de empezar el año y las dos grandes empresas de la Red, Apple y Google han cambiado sus cabezas visibles. Uno se retira temporalmente por salud tras conseguir unos resultados insospechados hace 3 años. En Google ha pasado algo muy diferente, se han cambiado las piezas del triunvirato, formado por los fundadores de Google y el magnífico Eric Schmidt, han sufrido un ligero cambio. Larry Page sustituye a  Schmidt. Lo que sólo parece un movimiento de sillas es realmente un movimiento tectónico que nos afectará a todos. La clave está en el equilibro entre rentabilidades presentes y futuras.
Cuando me enteré de la información era de noche, estaba saliendo de trabajar, y sólo con el titular le comenté al compañero de la edición digital (hay testigo): o se trata de un cambio radical por parte de Schmidt, o lo que están buscando es hacer más simple la empresa. Fue lo segundo. Como dice una parte del comunicado “We’ve been talking about how best to simplify our management structure and speed up decision making for a long time”. Me encantan los comunicados de los CEO, dos-tres párrafos, van al grano y son siempre positivos.
El problema
En este caso estaba claro, era un sonido atronador por parte de los que participan, o seguimos, la evolución de las empresas tecnológicas más destacadas. Llevamos unos meses viendo como se van los ingenieros que han creado productos “beta” en Google que no han tenido éxito a pesar de ser usados por millones de personas. El concepto hacking de Mark Zuckerberg es nuevo en la informática y está haciendo “push” al resto de las páginas. Me recuerda a la historia de Zara, cambiaron el mercado porque fueron capaces de ofrecer un producto atractivo, a un coste razonable (en la cultura todo gratis el coste es la facilidad de acceso o el estímulo percibido), y muy dinámico, consiguieron cambiar las prendas en poco tiempo. Facebook hace todo eso, y más.

No se trata de que Google no sea una fábrica de hacer dinero. Ni de que sean capaces de crear elementos disruptores como GMail, Android, Chrome, o el que veremos en la televisión. Se trata de que el talento se les escapa porque no son capaces de crear nuevos productos con la suficiente rapidez. Y en el mundo de Internet los años son de perro, hay que evolucionar rápido, cuánto antes. Como en el lejano oeste, es necesario encontrar emprendedores que sean capaces de llegar un poco más allá. Y estos emprendedores lo que quieren es poder aprovechar estos años porque si no lo haces ya, lo hará otro. La guerra actual está en lo que llevamos años leyendo, la economía de la atención. Cuando tu audiencia supera a la de cualquier televisión, conseguir una mayor porción de la tarta publicitaria se consigue demostrando que utilizas más una página web que viendo la televisión.
El problema es que el reinado de las redes sociales ha comenzado y no formar parte de él, o crear un elemento disruptor que les beneficie, puede afectar al futuro de Google. Puede parecer arriesgado, pero en julio de 2009 los directivos de MySpace reconocían que no sabían que hacer con su web (que tiene decenas de millones de usuarios). Año y medio más tarde liquidan la mitad de la plantilla, y la ponen a la venta. Mientras Twitter crece, y crece, Facebook arrasa y ha creado unos servicios que empezarán a dar sus frutos en meses. ¿Que hace Google en este entorno? Esa pregunta se la hacen muchos.
La solución
Una organización empresarial que sea capaz de hacer de lo que tanto se ha escrito en estos años: sobrevivirán las más ágiles, las que mejor se adapten, no las que sean más grandes. Por ese motivo han cambiado los puestos en la dirección de Google. Quieren saber mejor cuáles son las responsabilidades, y creo que ahora están mejor repartidas. Necesitan crear productos que dejen de ser beta, que se adapten mejor al presente de Internet. Y el presente de Internet en la web es lo que llamamos futuro, está a 2-6 meses vista. Es decir, van a tener que crear productos que sean utilizados por cientos de millones de personas rápidamente.
Mejorar lo que están haciendo desde el punto de vista social es otro problema que tienen que resolver. Y está claro que hay muchísimo camino que recorrer en las redes sociales. En una reciente entrevista, tras los cambios:

ES: Sergey, you’ve been working on this. Want to take it?

SB: You point out two key things. Both are very important to search. We’ve rolled out certain things along those lines. Realtime updates in search. And we’ve deployed social search. I think we’re just at the tip of the iceberg. We’ve only touched 1% of what we can. You can expect more.

La solución pasa entonces por la agilidad, por dejar de crear productos que generan muchos comentarios y noticias en la prensa porque están mal presentados. Me da mucha tristeza ver como algunos periodistas no se dan cuenta de que Google es como los fabricantes de mostaza.
¿Cómo seguir participando del negocio como pieza clave cuando hay dos ecosistemas en los que no participa?

  1. Venta de aplicaciones: está medio resuelto. Android empieza a marcar terreno como sistema, su tienda de aplicaciones lo hará también, y la venta de programas para navegadores será su caballo de batalla para 2011.
  2. Redes sociales: Hay tienen un problema serio. Facebook crece, y tiene muchísimo potencial para crecer. No es porque tenga unos equipos pequeños y que son capaces de tener sprints de programación para acabar cuanto antes los productos. Se trata de que tienen una plataforma que es utilizada por muchos. Es realmente complicado, salvo introducir en el mercado una nueva opción que sea capaz de cambiar las reglas del juego.

Cuando hablo de esta forma muchos dicen que lo planteo como si fuera fácil. No es así. Es como decir, mira esta foto, este es el camino que tienes que seguir para subir al Everest. Y nadie piensa que sea fácil.

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario