Hay que ganar en las tres pantallas

Este texto podía haberse titulado “Llegan las 5 columnas a la web” imitando al periódico; “Diseñar a 1920 píxeles” haciendo referencia al formato de Internet que probablemente será la moda en 2011. Me he decantado por uno más genérico, porque al final las cifras cambian y lo que importa realmente es si algo se utiliza o no.
Estuve escuchando en directo las primeras presentaciones de Google I/O 2010. Me quedó claro la directa apuesta por el vídeo que se presentó a los creadores e impulsores de una web futura, pero que está a punto de llegar. La oportunidad tecnológica así lo indica.

  • Se han abaratado los televisores HD de pantalla plana, por lo que una resolución está disponible en la mayoría de los hogares que así lo necesiten. Sea LCD, LED, u OLED es otro asunto diferente.
  • Viene el estándar HTML5 que facilita la creación de contenidos que puedan ser vistos en diferentes dispositivos e independientemente del sistema que de soporte como Windows, Linux, o Mac. Es un lenguaje que las opciones de extenderlo permitirán crear un equivalente a una aplicación de escritorio, como PhotoShop, en un programa que se podrá ver en un navegador de Internet porque realmente es una web. Es decir, se crearán sitios web con la misma funcionalidad que una aplicación de escritorio: base de datos, arrastrar y soltar, multimedia, con varias ventanas… Cualquier dispositivo que tenga  un navegador actualizado permitirá utilizarlo.
  • Velocidad de Internet. Es el gran caballo de batalla. Hay quejas de que es lento, tiene problemas, no llega a todas partes… Lo cierto es que continuamente se ha ido incrementando el caudal. Y hay que pensar que por el mismo par de cobre que hace un par de décadas sólo se podía hablar, ahora además podemos hacer una videoconferencia, ver una película que se está proyectando al otro lado del mundo, y disponer de canales de televisión a la carta. Es evidente, que va a seguir incrementándose porque existe una gran  competencia en el mercado de  las telecomunicaciones.

Lo veo claro, y por ese motivo quería compartir estas impresiones que llevan un tiempo rondándome. Desconozco si Google será para la web en la televisión lo que Apple es para los móviles, pero la historia dice que no sucederá. El buscador es la mayor agencia de publicidad de la Tierra y en sus últimos desarrollos lo que ha hecho es invertir materia gris en crear productos que incrementen su mercado potencial. Android no es de Google, pero en EE.UU. se venden más Smartphones con este sistema operativo que iPhone. Su navegador de Internet Chrome no es de los más utilizados, pero ha hecho que otros tengan que incorporar un motor que muestre más rápidamente las páginas web dinámicas y complejas. Incluso algunos sitios como Finance parecen un divertimento que no busca rédito de audiencia.
Algunos, la mayoría, comentan que el mercado de la publicidad en  Internet es inferior al del resto de medios (ahora es el tercero tras la televisión y prensa). Tengo el firme convencimiento de que no sólo llegará a ocupar la primera posición. También creo que el volumen de negocio, sólo el publicitario, que moverá, será superior al de la televisión en la época de bonanza. El problema no es si va a generar suficientes ingresos. El problema es si el tipo de “negocio” que se tiene en Internet formará parte de ese nuevo mercado que segundo a segundo se está construyendo.

Deja un comentario