Murdoch no quiere ser visible en Google (o todo lo contrario) – (y 2)

Estos días he seguido leyendo textos acerca de los últimos comentarios de Murdoch y los agregadores de contenidos. Me ha gustado, por diferente, el texto de Enrique Dans. Pone a News Corp. como un jugador que puede cambiar las reglas del juego. No como hipotesis, como realidad por el tamaño y repercusión de las marcas que se apuntarían a ese interés en que se cobre por los contenidos, también en internet.

La idea del artículo está en este texto en el que se trabaja la hipótesis de que Microsoft pague a Murdoch por indexar sus contenidos. De esta forma Bing, que aspira a ser el primer buscador, sea el único de los grandes que permite encontrar las noticias de medios como WSJ, o la cadena estadounidense Fox. La competencia es buena, ¿pero puede ese cúmulo de empresas solventes cambiar las reglas del juego? En ocasiones las declaraciones de los dirigentes no son para realizar una acción determinada. También se juega al envite.

Los “progres” de la Red y los propietarios de multinacionales de la información tienen su parte de razón. En una presentación de Vodafone celebrada esta semana vi en una gráfica como el ancho de banda de la telefonía móvil entre 2006 y 2013/4 se va a multiplicar por 100. Repito. La capacidad de recibir datos se va a multiplicará por 100 en seis años. Aunque se utilice vídeo HD que se vería en los televisores como si fuese un DVD es mucha información.

La industria informática nos han enseñado que por mucho espacio que se disponga, al final se acaba llenando. Si las empresas de comunicación están limitadas por su tiempo y número de canales en el caso de las cadenas de radio y tv, y los periódicos por sus páginas de papel ¿Quién genera esa nueva información que ocupara ese espacio? Los nuevos actores de la comunicación y, en general, todos los que nos conectamos.

Las redes sociales parecen acercarnos una solución debido a la facilidad de publicar contenidos propios, republicar los de otros, o tener toda nuestra vida en la Red. En unos años veremos no sólo fotografías de cualquier lugar del mundo. También podremos consultar el histórico de esas personas o lugares geográficos, como han ido cambiando en unos años. Alguna aplicación incluso será capaz de detectar cambios.  La Red se inventa cada día. Es un lejano oeste que aún no conoce fronteras.

Sin embargo, un estudio reciente muestra como la creación de contenidos en la Wikipedia, por poner un ejemplo, se está frenando. A medida que los sistemas crecen, se hacen complejos.  La web 3.0 probablemente se cimentará en la posibilidad de regalar los contenidos mediante APIs. Un añadido a la web 2.0 que no sólo permite publicar, compartir, y fácilmente enlazar. Es esta perspectiva, la que hace que un medio pueda ofrecer, por unos miles de euros, noticias a cualquier persona en cualquier lugar lo que intenta evitar Murdoch. Es una cascada al vacío en la comunicación.

Si las noticias que puedo leer en cualquier medio, se pueden encontrar en otro más fácilmente en unos minutos/horas, también me facilitan la creación de mi propio medio digital con diversas fuentes, y no necesito estar informado continuamente sino poder acceder cuándo me interese, si hacer una copia por parte de una persona cuesta miles de veces más que si lo hace una máquina, ¿qué pueden ganar las empresas de comunicación actuales?

Realmente es una situación complicada para la industria de la información. Por una parte internet tiene por un lado una tasa de penetración en el mercado que tendrá un techo parecido al de la televisión, por otro lado también es un universo gigantesco de información. Los medios no digitales no pueden competir en cantidad, y gracias al acceso móvil, en ubicuidad con internet. Los canales no digitales tienen un nuevo competidor, más joven, más fuerte, con menores barreras de acceso para crear nuevas soluciones. Pero al mismo tiempo las empresas de comunicación necesitan ingresos para pagar sus costes. El cierre de EFE en Tenerife, por ejemplo, ha hecho que los medios que no pueden tener personas en la calle tengan menos información de lo que sucede porque el periodismo ciudadano, o las administraciones públicas, no están ofreciendo alternativas de momento.

1 comentario

  1. posicionamiento

    excelente articulo como simpre, me gusta mucho leer todos los articulos, enhorabueno, sigue asi 😉

Deja un comentario